Cada pueblo posee una cultura propia que lo identifica plenamente e incrementa el valor de la misma cuando se tiene una genuina relación con el pasado. Esto constituye la tradición, que es un todo aprendizaje transmitido de generación en generación. La herencia más hermosa que reciben los pueblos y los hombres de sus antepasados lo constituye el Patrimonio histórico cultural que agrupa las obras creadas por sus sabios, arquitectos, músicos, artistas, escritores, artesanos, escultores, y todas aquellas manifestaciones que dan sentido a la vida y definen la identidad. Este patrimonio esta representado en los bienes materiales tangibles e intangibles de cada lugar sus monumentos históricos, obras de arte, literarias, cuentos, leyendas, danzas, costumbres, mitos, etc.

lunes, 31 de mayo de 2010

Armando Urbina: Como Promotor Socio-Cultural



Armando Urbina: Como Promotor Socio-Cultural


A principio de los años cincuenta y dos Armando Urbina alquila una casa donde funcionaba la “Escuela Carabobo”. El balcón de esta casa fue muy preciado por Armando, porque desde allí se sentaba a contemplar los cañamelares (ahora Zona Industrial Maturín), como también con gran dolor veía como los tractores iban destruyendo a los extensos cañamelares para dar paso a la civilización. Por eso se le metió entre ceja y ceja hacer algo que estuviese presente, hacia aquello que poco a poco iba muriendo. Para Armando su primera obra escultórica fue así como una lucha con cuartel, porque sus manos fueron sus armas, y su objetivo “Canto a la Agricultura” como la llamó, y la ofrendó al pueblo de Guarenas por mediación del Consejo Municipal el 21 de Noviembre de 1952. Ese día hubo fiestas y manifestaciones populares donde el pueblo se levantó pidiendo dinero, locha a locha para colocar una placa a esa estatua con lo siguiente: “El pueblo de Guarenas a su hijo ilustre Armando Urbina. Primer Tanagrista de América, como homenaje de gratitud…”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario